martes, 18 de enero de 2011

Un panadero...




                                          Un panadero, que ha perdido la mitad de sus volátiles semillas; una flor de cebolla en todo su esplendor y con varias visitas; una hoja de palta, que logramos obtener a través de un carozo redondo, brillante, protegido y bien cuidado en una maceta. Eso es todo por hoy, un abrazo y hasta prontito...

2 comentarios:

  1. Cómo me encanta entrar aquí y ver tus fotos! Es una delicia y un placer hacer el recorrido, además la naturaleza es bella, vale la pena depertar todos los día y observar todo lo hermoso que nos rodea. Es un gran paliativo tbn cuando nos sentimos tristes porque todo se minimiza ante tanto esplendor, verdad?

    Besitos y que estés teniendo una linda semana.
    REM

    ResponderEliminar